Experiencias umbral
Siedle explora el umbral

“Mi casa es mi castillo” es el sentimiento que Siedle quisiera transmitir a sus productos, dice Gabriele Siedle, directora general de la tradicional empresa familiar. Con esas palabras, insinúa el desafío al que una compañía que fabrica elementos para el umbral tiene que enfrentarse dada la demanda simultánea de permeablidad y seguridad de nuestra sociedad en red. A lo largo de los últimos 150 years, la multitud y variedad del equipamiento técnico de la casa - empezando por los suministros de agua y electricidad hasta radio televisión e internet - ha creado un amplio número de umbrales materiales e inmateriales adicionales a las puertas y ventanas.


La historia de la empresa Siedle es un buen ejemplo para ayudar a clarificar este proces: sobre el final del siglo 19, Siedle pasó de ser un proveedor de componentes para la industria de relojería de la Selva Negra a pionero en telegrafía y telefonía para finalmente centrarse en el siglo 20 en el desarrollo de productos para intercomunicación con la puerta y el edificio. Hoy, el rango de producto Siedle abarca toda la comunicación de dificio: desde sistemas de señalización hasta control de accesos pasando por sistemas de buzonería. Por fin, los sistemas de comnicación de puerta y control de acceso están conectadas a las redes IP. Esto convierte el umbral omnipresente en un lado de la comunicación y no restringido a una ubicación específica en el otro. En el futuro, sin embargo, no todo será virtual, objeta la directora general Gabriele Siedle: “Cuando piensa en el futuro del umbral, Siedle mantiene en mente el equilibrio entre el progreso tecnológico y el producto táctil, el elemento umbral. Junto a la tendencia a la virtualización, hay también una tendencia paralela que busca una vuelta a las cosas tangibles, que dan seguridad. ” Sin duda este equilibrio esconce el secrteto del éxito de la compañía de la Selva Negra, que todavía da importancia a sus comprobados valores: espíritu innovador unido a persistencia, éxito económico unido a compromiso social - con su propia fuerza laboral, su entorno y la compañía en su conjunto. La directora general, que ya ha marcado pautas de innovación en un campo típicamente dominado por hombres, trabaja en preparar a la compañía para el futuro: “Nuestra atención no acaba en los intercomunicadores en la puerta de entrada.” Consecuentemente, el enfoque de la compañía ha cambiado de los sistemas de intercoumincación a la comunicación en el edificio. Para Siedle se trata fundamentalmente de desarrollar un pasaje con controles y accesibilidad sucesivos que "sigue la tendencia de convertir los umbrales tradicionales en una red de dispositivos técnicos cada vez más finamente tejida” en palabras de Gabriele Siedle.

Precisamente el hecho de que los umbrales se están volviendo cada vez más desmaterializados, la idea de diseñar dispositivos técnicos para el umbral va ganando importancia constantemente, dice Eberhard Meurer. Y ello con una filosofía de diseño total. Es un aspecto realmente importante para nosotros, un desafío, especialmente por el lado visual de las cosas". Por eso Siedle está comprometido con estándares altamente estéticos y con un diseño bien coordinado. En un momento en que otras compañías están trasladando grandes partes de su producción a países con costes bajos, Siedle está integrando dentro de la compañía la mayor parte posible de su cadena de valor. Esto sólo es posible porque la compañía trabaja muy eficientemente y porque todos los productos están conectados entre sí. Cuando Eberhard Meurer diseñó el sistema Vario en los 80, la compañia entera cambió por completo. Gabriele Siedle lo describe retrospectivamente como una tarea colosal. El diseño modular de VArio engendró una arquitectura de sistema lo suficientemente flexible para satisfacer los requerimientos más variados. Las ventajas del sistema descansan en la libre combinación de elementos individuales y la posibilidad de desarrollar elementos específicos para peticiones particulares: arquitectura de sistema combinada con variación modular. “Esa es nuestra filosofía”, confirma Meurer, “hacemos sistemas que encajan”.

Esta decisión en el diseño tuvo su impacto en la producción, que se racionalizó de acuerdo al principio de diseño sistemático modular. Este ajuste de hace 20 años sigue teniendo su efecto y se ha convertido en una de las fortalezas de Siedle. El principio de gestión sostenible al que la compañía se siente obligado desde la gestión corporativa hasta el diseño, es este: desarrollar soluciones bien pensadas que transciendan las modas y tendencias. Para el diseñador Meurer, es “muy importante que tanto el diseño como la calidad de los productos los haga duraderos, durante el tiempo que el edificio siga en pie. Y cuando un componente falla, habrá repuesto, por supuesto". En algunos casos, nuevos telefonillos que acaban de salir al mercado pueden conectarse a sistemas que fueron instalados en los años 50. “Mejorar la tecnología y la apariencia”, como lo denomina Gabriele Siedle. Para ella, sin embargo, no es sólo un eslogan publicitario. “Incluso hemos adoptado este concepto de sistema como una de las guías de la compañía". Siedle está abierta a las innovaciones técnicas. Eto se hace patente en el sistema Steel, en el que Siedle donde el principio modular es superado al menos en lo relativo a la apariencia exterior. Incluso cuando la línea de producto puede diseñarse de forma personalizada con la útlima tecnología de láser y prensado, el sistema Vario sigue estando detrás en el aspecto técnico. La variabilidad lograda previamente por el sistema Vario gracias a la combinabilidad libre de elementos y la elección de materiales, se convierte en diseño personalizado. Pero aun así, la columna medular del conunto está formada por un sistema basado en una retícula estética que no resulta obvia exteriormente. Así es como la compañía avanza en los campos de fabricación personalizada en serie, para lograr con mayor fuerza atender los deseos de los clientes.

Gabriele Siedle concibe a la compañía como equipada para estas tendencias encontradas. Al final, a las personas no les importa la tecnología subyacente a los productos. El diseño gana relevancia y tiene la función clara de "proporcionar el sentimiento de confort y seguridad, que está en la mente de Siedle. Nuestra estrategia era simplificar nuestros productos; deben liberar a los usuarios todo lo posible de los problemas tecnológicos", dice la señora Siedle. La expresión constante de esta actitud se encuentra expresada en la simplicidad del uso y en el diseño orientado a la aplicación. Adicionalmente, Siedle está comprometido con la investigación en el campo del hogar inteligente y ha estado involucrada en varios proyectos piloto. La tecnología de Siedle no es un fin en si misma. Más bien, la compañía ve en ella el resultado de años de observación de los cambios en el estilo de vida de sus usuarios. La observación exhaustiva de los rituales humanos - tanto en la entrada como en el resto del edificio - es en Siedle una condición necesaria para el desarrollo continuo de su propia técnica.

Imágenes: gsiedle_08713
Pie de foto: La directora general Gabriele Siedle

Imágenes: meurer_1
Pie de foto: El diseñador de Siedle Eberhard Meurer
 Pressebilder zum Download 278 kB
 Pressemitteilung als PDF-Datei 145 kB
© 2020 S. Siedle & Söhne OHG
Facebook TOP